• header-01
  • header-02
  • header-03
  • header-04
  • header-05
  • header-06
  • header-07
  • header-08
  • header-09
  • header-10
  • header-11
  • header-12

Programas en las Filipinas

Sobre las FilipinasNiños * Salud y Nutrición * Mujeres * Educación * Comunidad * Costos 

Voluntariado y Pasantías en las Filipinas

 

Ahora más que nunca las Filipinas necesita de voluntarios. Mucho antes de que el tifón Haiyan, Voluntarios Internacionales trabajaba en la ciudad de Tacloban, la región más afectada de las Filipinas. Programas en orfanatos, programas deportivos, de niños de la calle y jóvenes en situación de riesgo hacen parte de nuestra iniciativa de Apoyo a la Infancia en Tacloban. Voluntarios en el área de la nutrición también se han recibido con los brazos abiertos, así como médicos voluntarios, profesores y trabajadores sociales. Han sido tiempos muy difíciles en Filipinas, por eso nuestros voluntarios deben estar dispuestos a prescindir de las comodidades que normalmente están disponibles, pero la necesidad es real.

Niños

Voluntarios para Trabajar en Orfanatos

Voluntarios Internacionales trabaja con diferentes orfanatos en la Isla de Leyte. Cada orfanato alberga entre 45 y 100 huérfanos, niños abandonados o que han escapado de sus casas. Mientras que los orfanatos hacen un excelente trabajo para satisfacer las necesidades básicas de los menores, estos se ven muchas veces privados de las oportunidades necesarias para su desarrollo. A través de la educación, la atención individual y la compasión, los niños se ven potenciados para desafiar una vida futura de pobreza y explotación. Los voluntarios proveen de cuidado básico a los niños y se les anima a participar activamente en los programas de educación en salud, juegos, dibujo y pintura. Ya que existen variadas opciones para participar, el orfanato ofrece oportunidades para que los voluntarios experimenten diferentes formas de servicio.

Voluntariado con Niños de la Calleup

Ya sea porque han sido dejados de lado, abandonados o escapado de sus casas, los niños en las calles de Tacloban viven una vida que generalmente carece de amor, seguridad, protección, y cuidado paternal. Muchos de los niños que se han instalado en las calles tiene familias pero se han ido a las calles en busca de comida. El aspirar pegamento, practica conocida como “rugby”, es una adicción común entre los niños de la calle, ya que generalmente adoptan esta droga como una manera de aguantar el hambre. Los voluntarios en este programa pueden ayudar a cambiar esta situación involucrándose en los programas después de la escuela que se enfocan en proveer a los niños de cuidado básico. Los voluntarios trabajan directamente con un trabajador social del Departamento de Bienestar Social y pueden ayudar a administrar programas tales como el entrenamiento de inglés, computación y cuidado médico. Si quieres saber más de este programa visita Naho - Foto Relatos.

Educación en Escuelas Localesup

Hablar inglés es una herramienta útil en donde los voluntarios con un nivel avanzado de inglés pueden ayudar a enseñar tanto esta materia como otras en la hermosa isla de Leyte. Los voluntarios trabajan enseñando diferentes materias y actividades extracurriculares en una escuela elementaría con estudiantes entre 5 y 12 años. Aún los voluntarios sin un entrenamiento formal en educación pueden contribuir a la educación de los niños, ayudando a los maestros locales en sus clases, las que típicamente tiene entre 20 y 30 estudiantes.

Salud y Nutriciónup

Voluntariado en Centro de Salud Comunitario

Una buena forma de obtener experiencia médica mientras viajas es participar en las clínicas rurales que se encuentran en las comunidades aledañas a Taclobán. Los voluntarios pueden seguir a los médicos en sus actividades diarias y observar las prácticas médicas en este establecimiento que recibe de manera gratuita a los indígenas que habitan en la región. Cada clínica cuenta solamente con un médico para atender a toda la comunidad en diferentes barangays, por lo que la ayuda de voluntarios médicos es altamente apreciada. Los voluntarios asistirán a los médicos y podrán trabajar directamente con los pacientes e interactuar con ellos. Además, podrán aprender sobre las condiciones de salud en Filipinas. Los voluntarios ene ste programa pueden estar terminando sus estudios de medicina o haber finalizados sus estudios en el área de salud.

Oficina de Nutrición de la Ciudad de Taclobán

La Oficina de Nutrición de la ciudad de Tacloban trabaja dentro de la comunidad para ayudar a palear los problemas de malnutrición de los niños en la ciudad. Este departamento de gobierno ayuda a mejorar la calidad de las porciones de comida de cada familia en 138 barangays locales y monitorea el progreso de los niños desnutridos alrededor de la ciudad. Los voluntarios podrán trabajar directamente con el Comité de Nutrición de Barangay y organizarán las clases de nutrición para padres, implementarán huertas de vegetales en las escuelas y comunidades así como dirigirán encuestas sobre el peso de los niños en diferentes áreas. Es preferible que los voluntarios tengas conocimientos sobre nutrición para este programa.

Mujeresup

Fortalecimiento de Mujeres

Voluntarios Internacionales trabaja con el centro Regional Haven a través del departamento de ayuda social de Tacloban. El centro opera un programa residencial que ayuda a las víctimas de abuso doméstico para que se pongan de pie mientras que les ofrece el apoyo y la seguridad que tanto necesitan. Los voluntarios ayudan con las tareas diarias en el centro, pero también ayudan a enseñar clases de educación informal, lideran actividades recreacionales y ofrecer apoyo emocional para las mujeres en el hogar de acogida. Los participantes en este programa tienen la oportunidad de formar lazos cercanos con estas mujeres y trabajar lado a lado con los trabajadores sociales.

Hogar de Niñas

Otro de los programas residenciales que están a cargo del departamento de ayuda social, es un Hogar para Niñas ubicado en Palo, en las afueras de Tacloban. El centro ofrece un refugio para niñas que provienen de orfanatos del gobierno o son víctimas de violencia doméstica y abuso. Los voluntarios ayudan al fortalecimiento de estas chicas para ayudarlas a obtener habilidades que les permitan salir del círculo desafortunado en el que se encuentran. Este es un programa difícil pero que entrega muchas satisfacciones y que ofrece a los voluntarios la oportunidad de ver resultados tangibles en la vida de las niñas a quienes ayudan

**Estos dos programas de la Mujer requieren:
- Compromido mínimo de 4 semanas o más.
- Sólo aceptan voluntarias mujeres

Educaciónup

Enseñar Inglés en Escuelas Rurales:

A lo largo de las Filipinas hay un gran énfasis en el aprendizaje del idioma Inglés. Usted encontrará que donde quiera que vaya, la mayoría de la gente será capaz de hablar un poco de Inglés. Los niños comienzan a tomar cursos de inglés a una edad muy joven. Desafortunadamente, esto también representa una brecha aún mayor entre las comunidades urbanas y las rurales relativamente más pobres. Los maestros voluntarios viajan a las escuelas rurales y ayudan en la enseñanza de inglés para dar a estos niños más igualdad de condiciones.

Proyecto de Educación para Sordos:

Los niños con discapacidades físicas y de desarrollo a menudo les resulta más difícil tener éxito en un sistema escolar que atiende a los niños totalmente capaces. Los voluntarios en este proyecto trabajan en una escuela secundaria local con niños sordos y asisten a los profesores en la enseñanza de una variedad de temas. Los voluntarios con este proyecto debe tener experiencia en trabajo con niños sordos. Experiencia con lenguaje de señas universal especialmente necesaria.

Comunidadup

Centros Comunitarios

Los voluntariados con el Centro Comunitario VFV proveen uno de los más flexibles y abiertos ambientes para voluntarios. El Centro Comunitario ofrece diferentes servicios a la comunidad circundante y los voluntarios son libres de participar en aquellas que obedezcan a sus intereses o estén de acuerdo a sus habilidades. Este centro manejar docenas de programas basados en la comunidad en temas tan variados como cuidado de niños, cursos técnicos, clubes de madres y programas de información.


Centros de Rehabilitación

La relativamente alta tasa de pobreza en las Filipinas acarrea con sigo muchos problemas. En algunos casos esto se manifiesta en un aumento del crimen, especialmente entre los chicos y hombres jóvenes que se vuelcan hacia robos menores para obtener dinero. ELI trabaja en conjunto con trabajadores sociales para asignar voluntarios hombres que trabajen con chicos y jóvenes en el Centro de Rehabilitación para Jóvenes en los suburbios de Tanauan, en las afueras de Tacloban. Este centro alberga cerca de 50 chicos, quienes han cometido delitos como menores y están esperando ya sea por juicios o están trabajando para rehabilitarse y entrar a la fuerza de trabajo como miembros responsables de la comunidad. Los voluntarios no necesitan experiencia o entrenamiento formal, pero es necesario que sean entusiastas y muestren un alto novel de iniciativa. Esta posición sólo acepta voluntarios de sexo masculino

up

 

A dónde puedo viajar?